junio 2021

Cómo refrescar tu casa en verano, ¡sin instalar un aire acondicionado!

Cómo refrescar tu casa en verano, ¡sin instalar un aire acondicionado!

Con la llegada del verano llega el calor y el aumento de las temperaturas, y si tiramos de aire acondicionado, ¡las facturas se disparan! Si no quieres pagar un extra en tus facturas de la luz durante los meses más calurosos del año, o simplemente no tienes aire acondicionado, hoy te queremos enseñar cómo refrescar tu casa en verano fácilmente, ¡y sin instalar ningún aire acondicionado!

¿Cual es la temperatura normal de una casa?

Aunque cada persona tiene su propia sensación térmica, existen un par de recomendaciones generales sobre la temperatura a la que debería estar vuestro hogar.

  • Temperatura por el día: Entre 20ºC y 21ºC 
  • Temperatura por la noche: Entre los 15ºC y los 16ºC 

Sin embargo, durante el verano (especialmente con las temidas olas de calor) esas temperaturas pueden ser aumentadas, llegando a 25ºC-26ºC la temperatura ideal de tu casa. 

Formas de refrescar una habitación

Para refrescar tu casa en verano, lo primero que debes saber es que no todas las casas son iguales, e incluso las habitaciones de una misma casa tampoco lo son. Sin embargo hay una serie de trucos o consejos comunes que podrán ayudarte a mantener tu casa fresca de forma natural:

Cómo refrescar un cuarto sin ventilador

  • Ventila todas las habitaciones de tu casa a primera hora de la mañana.
  • Baja las persianas o echa el toldo en las horas donde el sol incida en las paredes de tu hogar.
  • Refresca el suelo fregando con agua fría.
  • Aprovecha las corrientes de aire que se pueden producir en tu casa.
  • Intenta no utilizar las fuentes de calor como hornos u otros aparatos que emitan calor.
  • Mantente bien hidratado durante todo el día.
  • Las plantas son unas gran aliadas para refrescar la atmósfera cada vez que las riegues.
  • Toma una ducha de agua fría antes de dormir

Ventiladores

Otra forma (más barata que los aires acondicionados) de refrescar un cuarto en verano es el uso de ventiladores. Además, son muy prácticos ya que puedes colocarlos a la distancia que más te convenga y dejarlos móviles o fijos. 

Además, en comparación con los aires acondicionados, la instalación de los ventiladores es mucho más fácil, son más económicos y de bajo consumo y por último, no son tan perjudiciales para la salud (no resecan el aire, por lo que os podréis evitar resfriados o la tan molesta sequedad ocular)

Ventilador de pie

Los ventiladores de pie son ventiladores que podrás modular su potencia y ajustar su altura e inclinación según tus necesidades. Además, existen modelos como los de Taurus, que se caracterizan por ser realmente silenciosos, ideales para utilizarlos por la noche.

Ventilador de torre

En este tipo de ventiladores, el aire está diseñado para salir de manera vertical, creando un flujo de aire desde el nivel del suelo, siendo más eficiente para refrescar cualquier habitación. 

Además, este tipo de ventiladores ocupan muy poco espacio, y su diseño suele ser más moderno que otros ventiladores.

Ventilador de sobremesa

Los ventiladores de sobremesa son uno de los ventiladores más prácticos y ligeros para transportarlos y trasladarlos de un sitio a otro. Su funcionamiento es similar al de los ventiladores de torre pero estos tienen un tamaño reducido, ideales para cuando quieres crear una brisa en un sitio específico, como en tu mesa de trabajo. 

Ventilador de techo

Este tipo de ventiladores se cuelgan del techo, conectándose al circuito eléctrico de la casa. Uno de los puntos fuertes de este tipo de ventiladores es que, además de refrescar eficientemente tu habitación, también son un elemento decorativo más dentro de tu casa. 

Ventiladores con agua

Los ventiladores con agua, o ventiladores nebulizadores, disponen de un sistema capaz de expulsar gotas de micras de tamaño de agua, que se evaporan nada más salir del ventilador.

Gracias a este sistema, los ventiladores con agua consiguen generar una corriente de aire más fresca y reducir la temperatura de la habitación. 

Humidificadores

Para los ambientes más secos, un humidificador puede ser un buen electrodoméstico para refrescar el ambiente, ya que la sensación de calor depende, entre otras cosas, de la humedad relativa.

Te recomendamos utilizar un humidificador para refrescar tu casa en ambientes con una humedad relativa inferior al 40%

Con el humidificador podrás aumentar el grado de humedad de una habitación, reduciendo la sequedad del aire. De esta forma podrás disminuir la mucosidad y liberar las vías respiratorias, problemas que ocurren en ambientes muy secos. 

Energía renovable 

Por último, si cada vez te preocupa más la factura de la luz de tu hogar, una buena idea es echarle un vistazo a las energía renovables, como la energía solar, ¡Podrás cambiar tu vida y la del planeta!

Leer Más
Cómo hacer un granizado de limón, ¡rico y refrescante!

Cómo hacer un granizado de limón, ¡rico y refrescante!

Ya llega el verano, y con esto se abre la temporada de los zumos, los sorbetes o los granizados, bebidas que nos ayudarán a refrescarnos e hidratarnos en estas calurosas tardes o noches de verano. 

Además, si preparamos estas bebidas en casa serán más naturales y beneficiosas para el organismo ayudándote a cuidar de tu salud.

Existen muchos tipos de bebidas de verano, pero sin duda, una de las más conocidas y consumidas es el granizado de limón, una de las bebidas más fáciles y refrescantes de preparar, ¡lo podrás hacer en menos de 10 minutos en tu casa! 

Ingredientes del granizado de limón casero

  • 3 limones
  • 150g de azúcar 
  • 750ml de agua 
  • 400g de Hielo

Cómo hacer el granizado de limón

  1. Prepara los limones. Por un lado, con la ayuda de un exprimidor o una licuadora saca el jugo de los 3 limones. Además, incorpora al zumo de limón un poco de ralladura de la cáscara del limón.

¡Cuidado! Raya solo la parte amarilla de la cáscara del limón, ya que si rayas la parte blanca le podrás dar un sabor muy amargo a vuestro granizado.

  1. Añade el zumo de limón que has preparado previamente junto al agua y al azúcar al vaso de la batidora de vaso. Mézclalo todo bien durante 1 minuto.
  2. Añade los hielos a la batidora de vaso y machaca todos los ingredientes en pequeños golpes de potencia hasta que quede bien mezclado y con textura de granizado.
  3. Una vez terminado, vierte en copas y sirve los granizados de limón enseguida. Si no lo vas a tomar en el momento puedes meter en el congelador el granizado para otro momento.

¡Nuestro consejo! Puedes añadirle alguna hierba aromática en el paso 2, como hierbabuena. ¡Le dará un toque muy original! Además, si no quieres poner azúcar en el granizado, puedes probar con edulcorante sin calorías.

 

Batidoras para hacer granizados

A la hora de preparar un granizado, además de una buena selección de los ingredientes, también es importante disponer de una buena batidora para hacer el granizado. 

Te recomendamos que a la hora de elegir una batidora para hacer granizados te fijes en:

  • Las cuchillas: Las cuchillas deben ser de acero inoxidable. Además, deben ser de alto rendimiento, como las de Taurus. 
  • El motor: Un motor potente también es necesario para sacarle el máximo partido a tu granizado. Para este tipo de elaboraciones, como granizados, te recomendamos batidoras como la Batidora Optima 1300 de Taurus, que cuenta con la máxima potencia para picar hielo y todo tipo de alimentos. También puedes escoger la batidora Active Professional 1500, para conseguir los mismos resultados que un barista profesional.
  • El recipiente: Si vas a utilizar la batidora de vaso para picar hielo es recomendable utilizar batidoras que tengan un vaso de cristal. Aunque siempre debes leer el manual de la batidora para asegurarte que es apta para picar hielo o cualquier alimento duro. 

¿Conoces todo nuestro catálogo de Batidoras de vaso? ¡Entra y elige la que más se adapte a tus necesidades! 

Leer Más
Todo lo que necesitas saber para ahorrar en tu factura de la luz a partir de ahora

Todo lo que necesitas saber para ahorrar en tu factura de la luz a partir de ahora

Planifícate y evita sorpresas desagradables a final de mes

Como ya sabes, el 1 de junio entró en funcionamiento en España una nueva manera de pago por el consumo de la luz. Esta variación afecta directamente al precio que tiene la luz en sus distintos tramos horarios.

Según el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, este cambio en el precio de la luz según las horas del día, tiene varios objetivos. por una parte, reducir el consumo energético que se concentra en horas puntas e intentar repartirlo en el resto del día, y por otra, favorecer a los propietarios de vehículos eléctricos que, en la mayoría de los casos, se cargan por la noche. 

A continuación, te dejamos un resumen de los tramos horarios de consumo energético:

Hora punta: De lunes a viernes de 10h a 14h y de 18h a 22h

Hora Valle: De 00h a 8h y todo el fin de semana

Hora llana: De 8h a 10h, de 14h a 18h y de 22h a 00h.

Horarios de consumo eléctrico para ahorrar en la factura de la luz
Horarios de consumo eléctrico para ahorrar en la factura de la luz

Pero lo que más nos importa a todos es ¿cómo este cambio puede afectar a nuestro bolsillo?

Para tener una respuesta debes analizar tus hábitos horarios y trasladarlos a estas nuevas franjas horarias. Por lo general, cuando más energía consumimos es por la tarde/noche, que es justamente la franja horaria más cara, con lo que es fácil predecir que nuestra factura de la luz a partir de ahora será un poco más elevada. 

A continuación, vamos darte algunas ideas que te ayudarán a adaptar tus hábitos a esta nueva realidad y, por tanto, ahorrar en tu factura de la luz:

1.- Revisa a consciencia tu consumo eléctrico y la potencia que tienes contratada. Si puedes rebajar la potencia asegurando que quedan cubiertas tus necesidades, ¡hazlo! ¡Es posible que estés pagando por una potencia que no necesitas! 

2.- Pásate a la iluminación LED. Conseguirás tener tu casa perfectamente iluminada gastando hasta un 88% menos de energía.  

3.- Repasa qué electrodomésticos necesitas que estén siempre conectados y cuáles no.  Muchos de ellos cuentan con posición Stand-by, que consumen muy poco, pero aportan su granito de arena a que se engrose la factura de la luz. Deja conectados solamente los electrodomésticos, relojes, lámparas, etc… que necesites en tu día a día y los que no, conéctalos solamente cuando vayas a usarlos. 

4.- Programa tus electrodomésticos para que se activen en los horarios valle. Algunos, como Mycook, ya cuentan con programadores que les permiten ponerse en funcionamiento a una hora determinada, pero si no también puedes usar enchufes programadores y temporizadores. Con esto podrás conseguir que tu lavadora o tu lavaplatos se active en las franjas horarias valle, consumiendo una energía más barata.

5.- A partir de ahora ten muy presente la función ECO. Muchos electrodomésticos, como nuestras planchas de vaporcentros de planchado aspiradores escoba, cuentan con función Eco, que permite hacer un uso responsable de la energía que consumen. 

6.- Organízate. Quizá te toque levantarte un poco antes para poner la lavadora, pero puedes aprovecharlo para cambiar de hábitos, desayunar con tranquilidad e intentar aprovechar el día de otra manera. Los fines de semana son hora valle, por lo que puedes aprovechar para hacer todas aquellas tareas que por el precio de la luz entre semana no puedes hacer, como por ejemplo planchar, cocinar para toda la semana, etc. 

7.- Instala placas solares fotovoltaicas. Tanto si dispones de una vivienda unifamiliar como si vives en una comunidad de vecinos, puedes instalar placas solares fotovoltaicas. Esto te permitirá generar tu propia energía y ser autosuficiente energéticamente. Cuanta más energía generes menos dependerás de la red eléctrica convencional, y por tanto tu factura de luz será más baja. Además, si generas más energía de la que necesitas, puedes inyectarla a la red eléctrica y recibir una compensación económica a cambio.  Si quieres saber más acerca de la instalación de placas solares, visita http://www.taurusrenovables.com/

Leer Más