Categoría: CALEFACCIÓN

Cómo calentar una habitación rápidamente, ¡ya está aquí el frío!
como calentar una habitación

Ya es oficial, ¡este va a ser el primer fin de semana con frío!  Hay gente que lo espera con ganas y gente que no tiene más remedio que conformarse… pero en cualquier caso, aquí os vamos a dejar algunas ideas de cómo calentar una habitación rápidamente.

Radiadores eléctricos y emisores térmicos

Los radiadores eléctricos y los emisores térmicos son aquellos aparatos que se conectan a la red eléctrica y emiten calor. Su funcionamiento es simple. Al activarlo se calienta una resistencia que emana calor, este calor, por efectos de la física sube hacia arriba, por eso casi todos estos radiadores eléctricos tienen la salida de calor por la parte superior.  

Este tipo de radiadores son muy útiles para usarlos como elementos de calefacción principales de la habitación en caso de no disponer de calefacción de gas, y también como apoyo para aquellas zonas más frías de la casa, o donde la calefacción no cubra toda la estancia. 

Algunos productos Taurus destacados de esta familia son

Radiador eléctrico Malbork 1500 de 1500W, programable y con 2 modos de funcionamiento, el modo confort, en el que libera toda su potencia, y el modo ECO, en el que funcionará de manera constante, optimizando al máximo la estabilidad de la temperatura.

aparatos para calentar una habitación

Radiador eléctrico CHTA 1500 de 1500W y con protección IP24 que permite usarlo incluso en zonas húmedas, como los baños. Totalmente programable y con 3 funciones: Confort, ECO y antifrost. Su formato ligero y compacto permite montarlo de manera mural, anclado a la pared, o con unas prácticas ruedas. 

Calefactores

Si lo que necesitas es calentar puntualmente una habitación más pequeña o un baño, o si necesitas de un extra de calor en alguna sala, puedes usar un calefactor. Son electrodomésticos, normalmente de dimensiones reducidas, con un calentamiento muy rápido y que permiten eliminar la sensación de frío casi al instante. Son perfectos para calentar una habitación en la que vayas a estar durante un corto periodo de tiempo. 

Algunos modelos de Taurus que seguro que te encantan son:

Calefactor Tropicano Jet Hot&Cool que es un calefactor que también puede usarse como ventilador en verano, ya que cuenta con un innovador funcionamiento en modo verano o invierno. Sus dimensiones son compactas y dispone en su interior de 5 grandes aspas que son capaces de mover mucho aire. Eliminarás la sensación de frío en un abrir y cerrar de ojos. 

Calefactor de pared RCMB27 , un original calefactor para colocar de manera fija en habitaciones o baños, ya que dispone de protección antihumedad IP22. Colócalo en la pared y enciéndelo cuando lo necesites. Su colocación mural en la pared te permitirá no tener cables por en medio y evitar guardarlo cada vez que lo desconectes. Si quieres también podrás programarlo de manera diaria y semanal. 

Radiadores de aceite

Los radiadores eléctricos de aceite son muy parecidos a los radiadores convencionales, pero con la diferencia de que en su interior cuentan con un fluido calefactable, que se denomina aceite. Al conectar el radiador el aceite se calienta gracias a una resistencia, y circula por el interior del aparato, provocando así el calentamiento del radiador y la emisión de calor. 

Los radiadores de aceite suelen usarse para aportar un extra de calor en algunas habitaciones, o para calentar habitaciones en las que se vaya a estar mucho tiempo.

Algunos de los productos Taurus destacados son:

Radiador de aceite Tuareg 2500 de 2500W, con doble efecto, radiación y convección, lo que significa que incluye unas aperturas en su estructura que facilitan la emanación del calor hacia el exterior. Además, incluye un humidificador integrado que contrarresta la sequedad ambiental producida por el calor. 

Radiador de aceite New Dakar 2000 con un diseño muy actual, con un práctico agarre que permite moverlo muy fácilmente, y 3 niveles de potencia que se adaptan a todas las necesidades. Está diseñado para calentar habitaciones de hasta 20m2. Incorpora también un guarda cable que evitará los nudos y líos con el cable mientras no funcione. 

radiadores para habitaciones

Chimenea eléctrica

En Taurus también disponemos de Toronto P, una chimenea eléctrica con la que podrás sentir la calidez de una chimenea estés donde estés, sin instalaciones, sin salidas de humo, sin la suciedad que provoca la madera… ¡más práctico imposible! Con un diseño elegante con cristal de toque frío y 5 intensidades distintas de llama. Además, puedes programarlo de manera diaria y semanal!

Siéntete en una cabaña en medio de la nieve con Toronto P, 

Además de estos aparatos para calentar una habitación, también te damos una serie de consejos para mantener el calor de forma eficiente en tu casa sin encender la calefacción, ¡para que no repercuta en tu factura de la luz!

  • Utiliza alfombras en salones y habitaciones, cumplirán dos funciones muy importantes: son un objeto de decoración y además actuarán como aisladoras térmicas.
  • Aprovecha la primera hora de la mañana para ventilar tu hogar, justo cuando el sol sale. 
  • Puedes comprar cortinas térmicas, te ayudarán a mantener tu casa más caliente
  • Si utilizas algún aparato de los anteriores mencionados para calentar una habitación, cierra la puerta para evitar que se disipe el calor.
  • ¿Te gustan las velas? Puedes utilizarlas para habitaciones más pequeñas, te servirá como fuente de calor además de aportar un olor muy agradable.

Por último, te recomendamos leer nuestro post sobre cómo calentar una casa con los ventiladores de techo.

Leer Más
Cómo calentar una casa de forma barata, ¡desvelamos el secreto!

Instala un ventilador de techo y evita que el calor se quede en el techo de la habitación. Calor uniforme en toda tu casa

Ahorrar en la factura de la luz es algo primordial en los tiempos que corren, por eso desde Taurus queremos compartir contigo un secreto que te permitirá calentar toda tu casa de forma barata, ¡mientras ahorras en tu factura de la luz!

Las leyes de la física son claras: El aire caliente es más ligero que el aire frío, lo que provoca que suba rápidamente hacia la parte más cercana al techo. Si analizamos la temperatura del aire al conectar la calefacción veremos cómo puede variar si esta se mide desde la parte más cercana al techo o desde el suelo…  cuanto más alta sea la habitación mayor será la diferencia.

¡Cómo no! Estas leyes de la física también nos afectan al bolsillo… y es que si usamos calefacciónradiadoresradiadores de aceite o calefactores, en habitaciones de tamaño mediano o grande, es posible que los termostatos estén tomando de referencia el aire que tienen más cercano, lo que les hará funcionar durante más rato para alcanzar cierta temperatura en una habitación.

Ventiladores de techo con función calor para calentar una casa de forma barata y homogénea

Si lo que queremos es disfrutar de una temperatura homogénea y acogedora, lo mejor será contar con un ventilador de techo con función invierno. A diferencia de la función verano, estos ventiladores disponen de unas aspas que giran en sentido contrario a las agujas del reloj, generando un impulso del aire caliente que se encuentra en la parte alta de la habitación, haciéndolo rebotar en el techo y generando una circulación del calor por toda la estancia.

No te preocupes, en ningún momento percibirás corriente de aire o viento, todo lo contrario, una sensación de confort y calidez te hará sentirte muy a gusto durante todo el invierno. 

Los termostatos de los aparatos de calefacción que estén funcionando detectarán la temperatura programada correcta y se desconectarán y conectarán cuando realmente sea necesario según la temperatura programada. Además, los ventiladores de techo consumen muy poca energía, lo que supondrá un ahorro si tenemos en cuenta la energía que dejaremos de consumir en calefacción.

Como cada casa es un mundo, en Taurus queremos ofrecerte 2 ventiladores de techo con función invierno que seguro se adaptaran a la tuya:

Fresko 5B:

Se trata de un ventilador de techo con función calor, que cuenta con 5 aspas. Sus aspas de un diámetro total de 120cm le permiten mover una gran cantidad de aire y distribuirlo por toda la habitación de manera uniforme. Tiene 3 velocidades distintas tanto para el modo verano como para el modo invierno, para que puedas escoger cual es la que mejor se adapta a tus necesidades en cada momento. Además, el ventilador de techo con función invierno Fresko 5B incluye un aplique de luz de 60W.

Este ventilador es perfecto para habitaciones con techos altos o de una superficie entre 15 y 20 m2. Su funcionamiento es muy silencioso, no notarás que funciona, pero funcionará.

Fresko 3B:

El ventilador de techo con función invierno Fresko 3B está indicado para aquellas habitaciones de entre 12 y 16m2. Cuenta con 3 aspas de 120cm de diámetro y 3 velocidades tanto para la función verano como para la función invierno. Incluye un aplique de luz de 60W y su funcionamiento es muy silencioso. 

Otras formas de dar calor a tu hogar 

Otras recomendaciones para dar más calor a tu hogar sin necesidad de que afecte a tu factura de la luz es el uso de productos textiles en todas las habitaciones. Las alfombras, cortinas y ropas de cama darán calor, sobre todo si son de materiales térmicos, especiales para los meses más fríos. 

Con estos sencillos trucos podrás mantener la casa caliente de forma barata, muy sencilla y mucho más fácil de lo que creías.

Leer Más
Radiadores de aceite, una opción para sumar fuerzas a tu calefacción

Radiadores de aceite, una opción para sumar fuerzas a tu calefacción

En los días crudos del invierno, los sistemas de calefacción del hogar pueden resultar insuficientes. En muchas ocasiones, las estancias no alcanzan la temperatura deseada, notamos sensación de frío y eso genera incomodidad. La situación es especialmente complicada para las personas que realizan teletrabajo; pasarse horas delante del ordenador en un ambiente frío acaba pasando factura y afecta al rendimiento.

La solución pasa por colocar fuentes de calor adicionales y una buena opción son los radiadores de aceite. Son aparatos  muy prácticos y seguros, que proporcionan una temperatura agradable sin excesivo gasto energético.

Radiadores de aceite, ¿cómo funcionan?

Los radiadores de aceite son emisores de calor eléctricos que tienen en su interior un fluido térmico (lo que llamamos aceite). Este líquido especial se distribuye de manera uniforme y va adquiriendo temperatura en el momento en que se conecta el aparato. El calor generado se transmite al metal y de ahí al exterior.

El fluido interno de estos radiadores tiene propiedades termodinámicas que permiten retener el calor. Eso es muy interesante desde el punto de vista del consumo; los aparatos no han de hacer grandes esfuerzos para mantener la temperatura, lo que ayuda a ahorrar energía. Además, transmiten calor incluso cuando han sido desconectados, porque el gel interior tarda un rato en enfriarse. Son, por tanto, radiadores de bajo consumo, una característica esencial a la hora de elegir.

La mayoría de radiadores de aceite domésticos tienen una potencia media de entre 1.000 y 2.000 W, aunque también los hay más pequeños. La elección dependerá de las dimensiones de la estancia a calentar. Hay que saber que para caldear una superficie de 1m2 se necesitan aproximadamente 100 watts; por tanto, para una habitación de 10m2, con un radiador de 1.000W bastará.

Ventajas de los radiadores de aceite

Al margen del ahorro en consumo, los radiadores eléctricos de aceite tienen otras ventajas:

Precios asequibles

En Taurus podemos encontrar radiadores de aceite de calidad a precios asequibles, que van desde los 50 a los 100 €. El precio depende de la potencia y de las características propias de cada modelo. Uno de los más completos es el Tuareg 1500, que además de radiar calor, integra un deshumificador y tiene un efecto de convección. Eso significa que el aire caliente se expande por la habitación.

Fácil manejo

Los radiadores de aceite llevan ruedas incorporadas para facilitar su transporte. Son ligeros y muy sencillos de utilizar. La mayoría tienen un selector que permite elegir entre diferentes niveles de calor e incorporan un programador. De esta manera, es posible calentar las estancias a la hora deseada. Otra ventaja es que no precisan instalación; basta con conectarlos a cualquier enchufe.

Cero nivel de ruido y ausencia de olores

Los aparatos de calefacción de aceite son totalmente silenciosos y no generan ningún tipo de residuo. El aceite que contienen en su interior no se ha de substituir, no se quema ni produce olores.

Aunque los radiadores de aceite son de bajo consumo, no dejan de ser aparatos eléctricos. Por eso es importante utilizarlos tan solo cuando sea preciso y complementarlos con otro sistema de calefacción.

Leer Más
Comparativa de calefactores para baño ¿en qué debo fijarme?

El confort de los hogares en invierno depende en buena parte de las fuentes de calor. Una casa bien acondicionada, con calefacción y buenos aislamientos, va a proporcionar satisfacción y bienestar a las familias y va a ser la clave para disfrutar de un invierno cómodo y placentero. 

Pero no todas las casas disponen de calefacción en todas las estancias. Muchas veces falta allá donde más se la necesita, es decir, en los baños.Los cuartos de baño sin calefacción son más frecuentes de lo que podemos pensar, pero hay soluciones satisfactorias para disfrutar de una ducha con garantías y que no requieren de una pequeña obra, como podría ser la instalación de un toallero. La mejor opción para calentar de manera rápida la estancia de una casa, son los calefactores eléctricos, que proporcionan calor al instante sin necesidad de instalaciones. 

En el caso de los baños, debemos especificar que no todos los calefactores son aptos para estas estancias, ya que en un baño pequeño se concentra mucha humedad y esto puede ser perjudicial para un calefactor eléctrico, los que se pueden usar en los baños sin problema, son los calefactores que tienen la protección contra humedad IP24.

¿Qué es un calefactor?

Un calefactor es un aparato eléctrico que expulsa aire caliente de forma rápida y direccional. Funciona a través de una placa de resistencia y un ventilador. Transmite un calor focalizado que perdura poco en las estancias, pero que permite eliminar el frío y caldear el ambiente de forma satisfactoria. Los calefactores son fáciles de usar y no requieren instalación. Hay personas que los sitúan en el suelo o sobre una repisa, otras los cuelgan en la pared y otras lo ponen y recogen en función de la necesidad.

Otra característica destacada es su tamaño. Son electrodomésticos pequeños, que apenas ocupan espacio y que pueden transportarse con facilidad de un lugar a otro. En cuanto al consumo, dependerá de la potencia. La mayoría de aparatos pueden combinar dos o más intensidades, lo que permite regular temperatura y controlar el gasto

Para tener una idea sobre el consumo, podemos prestar atención a los siguientes datos:

  • Una estancia de entre 12 y 15 m2, con una altura de 2,5 m, va a necesitar para calentarse una potencia de entre 1200 y 1500 vatios.
  • Para habitaciones más grandes, de entre 24 y 28 m2, la potencia habrá de ser mayor, entre 2400 y 3000 vatios.

Tipos de calefactores 

Existen diferentes tipos de aparatos, pero los más utilizados en los baños son los llamados termoventiladores, o ventiladores de aire caliente. También los hay termoconvectores, más grandes de tamaño y más silenciosos. Este tipo de calefactor también funciona con aire, pero incorpora una resistencia cerámica. Suele instalarse en las habitaciones, para calentar el espacio poco antes de ir a dormir.

Los convectores tienen una ventaja frente a los termoventiladores y es el consumo. Son aparatos más eficientes desde el punto de vista energético, pero poco prácticos para calentar espacios pequeños.  

Para lugares más grandes, como talleres, garajes o sótanos, suelen utilizarse calefactores especiales, con protección frente a las humedades y otras funcionalidades más complejas. Algunos tienen un mecanismo antihielo, que se activa cuando las temperaturas bajan de los 5 grados.

Mejores calefactores para el baño

Como comentábamos, no todos los calefactores sirven para calentar el baño. El elevado índice de humedad que se registra en esta estancia de la casa obliga a utilizar calefactores específicos, con un grado de protección IP24. Las letras IP son la abreviatura de ingress protection y los dígitos hacen referencia al nivel de protección del equipo frente a agentes sólidos y al agua. El número 2, en concreto, indica la protección frente a la penetración de sólidos, como por ejemplo el polvo, mientras que el número 4 se refiere a la protección frente a salpicaduras. Cuanto mayor es el grado IP, mejor protegido está el aparato. En el caso de los calefactores para baños, un IP24 sería suficiente, siempre que se cumplan las recomendaciones de uso que impone el fabricante.

La marca Taurus tiene en el mercado dos productos con protección especial contra la humedad. Son el Tropicano Bagno y el Bagno 2Q.

  • Tropicano bagno: es un modelo compacto con 2 intensidades de calor, que alcanza los 2000 W. Es ideal para calentar el baño y pequeñas estancias y se desconecta automáticamente cuando alcanza la temperatura deseada. Incorpora también la función ventilador, para poder refrescar el aire en verano. Su precio no supera los 30 €. 
  • Bagno 2Q: se trata de un radiador de cuarzo, con dos resistencias y una potencia de 1200 W. Incluye un soporte para pared y está indicado para superficies de hasta 12 m2. Produce un calor uniforme y constante. El precio ronda los 43 €.

Recomendaciones de uso

Los calefactores de baño son muy fáciles de utilizar, pero hay que prestar atención a las instrucciones y recomendaciones del fabricante. Aunque son aparatos protegidos contra la humedad, no dejan de ser eléctricos, por lo que conviene alejarlos de grifos o salpicaduras de agua.

Otros consejos de interés:

  • Mantener el calefactor encendido el tiempo estrictamente necesario. Un uso demasiado prolongado podría producir un sobrecalentamiento del aparato.
  • Ajustar la temperatura a las dimensiones de la estancia. Para calentar espacios pequeños no es necesario poner el aparato a temperatura máxima. En todo caso, se aconseja aplicar el máximo calor al principio y reducir el flujo y temperatura a medida que la estancia se vaya caldeando.
  • Guardar el aparato convenientemente, evitando que los cables se retuerzan. También hay que revisar el enchufe donde se vaya a conectar el aparato.

Estos sencillos consejos permitirán disfrutar del calefactor durante más tiempo y hacer frente al invierno con plenas garantías.

Leer Más